Sección
“Cuando recibí el sexto tiro, en el tórax, pensé que perdía la vida”

En la noche del martes 28 de enero, en Paraguay, el ex jugador de la selección guaraní Fabio Alcaraz se vio envuelto en un ataque de un grupo de sicarios que mataron a otras dos personas. Al estar cerca del hecho, recibió seis disparos y ahora se recupera en su casa.

Sebastián Larocca

En medio de la pandemia del Coronavirus, Fabio Alcaraz acaba de salir de otro infierno. El martes 28 de enero, luego de la final de un torneo de Fútbol de Salón en Capitán Bado, el norte de Paraguay, fue invitado a una comida, donde conocía al hermano de la víctima. En un momento, entró un grupo de tres sicarios y arremetieron con armas de guerra casi cien disparos, mataron a Celso Maldonado, quien era el objetivo y recibió 36 impactos de bala. También falleció Jessica Núñez Arévalo, de 25 años.

Fabio Alcaraz recibió seis disparos, uno en el tórax, que por surte no fue letal, otros dos en la rodilla, que obligaron a una compleja intervención quirúrgica para salvarle la pierna. Ahora está en su casa, no sólo haciendo la cuarentena, sino con su principal objetivo que es volver a caminar y por suerte la recuperación viene de la mejor manera.

Alcaraz, de 38 años, es un símbolo de la selección paraguaya. Jugó tres mundiales, a los 23 años se marchó a Italia junto a esa camada de jugadores que tantas alegrías le dio a su selección. Permaneció ocho años ahí, jugó en Lazio y Nápoli. Pasión Futsal se comunicó a la distancia y nos contó el crudo relato de lo ocurrido.

¿Qué fue lo que pasó en la noche de ese martes 28 de enero?
Ese día era el clásico del norte del Futsal AMF entre Amambay, que es mi ciudad, y Capitán Bado, lugar donde ocurrió el hecho. Como yo no estaba habilitado para jugar fui como hincha del equipo de mi ciudad. Llegando allá nos reunimos y ahí encontramos al hermano de la persona asesinada, que era también salonista en su época y era de mi camada. Me dijo que le gustaría mucho que compartiera un asado en la casa de su hermano y yo dije que sí en ese momento, pero después pensaba que no iba a ir porque estaba con otros amigos también. Fuimos a la cancha, había 2 mil 500 personas, termina el partido y al salir para volver me vuelvo a cruzar con él, enfrente de la cancha. Y me dice: “Fabio, mi hijo quiere sacarse fotos contigo”, y me volvió a invitar al asado. A esas cosas rara vez me niego, aparte es mi amigo y me fui con él. Una vez en la casa de su hermano nos sentamos y a los quince minutos empezaron los ataques, arrancó el infierno. Fue una locura, la primera reacción que tuve fue correr, pero me alcanzaron dos disparos de una AK-47 en mi rodilla. Rápidamente caí al suelo y ahí ya no pude reaccionar. Los tiros no paraban, era una locura total. Escuchaba los gritos desesperados de ayuda, veía heridos, veía que el asesinado no paraba de recibir disparos y ahí quise tirarme a la pileta pero mi rodilla no reaccionó. Sólo escuchaba disparos que entraban en mi cuerpo. Uno, dos, tres, cuatro, cinco y el sexto fue en mi torax, donde yo creía que perdía la vida. Me entregué y pensé ‘que pena que así voy a terminar’.

¿Cómo reaccionaste apenas fuiste consciente de toda esa escena?
En ese momento mi reacción fue querer correr cuando entraron los sicarios, pero rápidamente tenía dos tiros en la rodilla, en donde me caí cerca de la pileta (en la imagen del video es quien está tirado al lado de la pileta). Me quería levantar, pero no podía más porque me agarró de lleno. Intenté arrastrarme hasta salir de ese lugar porque era dónde había más impactos de bala. Cuando recibí el sexto tiro en el torax, ahí pensé que perdía la vida, me entregué totalmente. Mis ojos miraban a mi hermano que estaba presente. Después que terminó todo, ahí escuché la desesperación de la gente, había dos personas muertas y ahí empecé a luchar para sobrevivir. Hubo unos tres minutos donde todas las personas perdieron la conciencia por el shock, es algo normal por el susto y nadie me auxiliaba por ese motivo. Yo pedía a gritos auxilio y nadie se acercaba. Hasta que mi hermano, junto a otra gente, me llevaron al hospital local, que tengo que ser realista, es una pena, pero no tenían como hacerme los primeros auxilios. Y ahí apareció un héroe, porque tengo que llamarlo así, apareció una ambulancia que me iba a trasladar a mi ciudad, que era a 120 kilómetros de donde ocurrió todo. Apareció sin pedir nada a cambio, sólo quería ayudar. Y en 45 minutos hizo esos 120 kilómetros y ese trayecto fue un desespero porque perdía mucha sangre, pero llegué consciente a mi ciudad y ahí me esperaban seis o siete doctores para auxiliarme. Yo llegué consciente y eso fue fundamental para mi recuperación. Entré a la sala de cirugía consciente, hablando con los doctores, poco a poco fui perdiendo la fuerza y ahí me desmayé o no sé qué pasó. Me desperté después de diez horas, ya entubado en terapia intensiva, en estado de observación. No sabía si corría peligro de vida o si estaba fuera de peligro, pero estaba en un estado de observación hasta los dos días. Después me quitaron los tubos, estuve un día más en terapia y rápidamente fui reaccionando bien hasta que pasé a la sala común.

¿Por qué crees que pasó todo esto?
Ese día conocí a la persona que fue asesinada. Desconozco totalmente el por qué. Hasta ahora se capturó al supuesto autor de unos de los disparos, pero no salió nada a luz. Desconozco totalmente el motivo de lo que habrá pasado. Acá donde yo vivo es una frontera seca, que infelizmente tengo que decir que la violencia es bastante fea. Acá tenemos amigos de todo tipo, pero yo desconozco el motivo, porque yo conocía al hermano.

¿Cómo te estás recuperando psicológicamente?
Después que uno sale vivo de una tragedia como esta, obviamente te toca todo, te toca la parte psicológica, la parte sentimental, la parte psiquiátrica. Las imágenes te vienen todo el tiempo a la mente en esos primeros días. No podía dormir pero de dolor, porque cuando me movía sentía las heridas muy grandes. Fue un calibre muy grueso, un arma de guerra. Yo sufrí con la piel propia todo esto y no dormía. Cada vez que me recuperaba sentía miedo, tenía pánico y la pelea fue día a día. Ahora ya hice mi primer control. Tuve que venir para Asunción, yo exigía que me opere el doctor Osvaldo Insfran, que desde el 2008 estuvo con nosotros en la selección paraguaya. La confianza era plena por él, eso también fue fundamental. Él, más ocho profesionales, entraron para la cirugía porque era muy compleja porque me tenían que operar el fémur y la rodilla en la misma cirugía. Fue muy exitoso todo, fueron seis horas y al terminar las primeras palabras del doctor fueron: “fue una victoria capitán”. Y eso me emocionó mucho, porque tenía miedo de perder la pierna. En los estudios antes de la cirugía había dudas y la verdad que puedo decir que los doctores fueron unos fenómenos y puedo decir que estoy recuperando mi rodilla satisfactoriamente. Estoy seguro que voy a volver a caminar y tengo fe que voy a poder volver a jugar. Ya no profesionalmente, pero sí con amigos. Es mi período de adaptación a esto, es muy difícil, pero estoy recuperando satisfactoriamente.

¿Qué llamados tuviste del mundo del Futsal?
En la selección nosotros estuvimos desde el 2003 junto a Chilevert, cuatro Eliminatorias y tres Mundiales. Prácticamente somos hermanos. Chilavert fue quien me abrió las puertas para ir a jugar a Italia. Viví con él varios años compartiendo la misma casa. Estuvo ahí en el día de mi cirugía. Estuvo pendiente de mí todo el tiempo desde que me pasó eso. Cholo (Salas), Gary (Ayala), Yiyi (Ayala), Kuko (Salas), René (Villalba), (José) Santander, Tutú Giménez. Todos estaban conmigo apoyándome. También me llamaron gente de Italia, ex dirigentes, mis ex compañeros brasileños. Toda una ciudad estaba pendiente de mí, Pedro Juan Caballero. Quiero agradecer a la gente de los medios de comunicación que estuvieron pendiente. Dieron esa imagen positiva sobre mi persona. Digo que las oraciones llegaron porque yo tuve que tener mucha fuerza para superar esto. Me siento muy orgulloso que una página como Pasión Futsal me haya llamado, que prácticamente fueron los pioneros. Esto que me pasó ojalá que nunca le pase a nadie, ni a mi peor enemigo, es muy difícil. 

Otras Noticias
Estadisticas
Primera División: Torneo 2020
Fixture  |  Posiciones

Fecha 1
Kimberley 3 - 3 Banfield
San Lorenzo 6 - 2 Ferro
Pinocho 1 - 6 Villa La Ñata
SECLA 1 - 1 Barracas Central
Camioneros 3 - 4 Racing Club
Boca 2 - 2 El Talar
América Del Sud 4 - 2 Estrella Maldonado
Hebraica 4 - 2 17 de Agosto
TABLA
Segunda División: 2020
Fixture  |  Posiciones

Fecha 1
Gimnasia (LP) 4 - 0 Unión Ezpeleta
Glorias 5 - 4 Argentinos
Pacífico 6 - 2 Asturiano
Independiente 3 - 5 Estrella de Boedo
Country Banfield 2 - 3 Nueva Chicago
River - Franja de Oro
UAI Urquiza 2 - 2 Jorge Newbery
Don Bosco 5 - 2 CIDECO
Huracán 2 - 1 Newell's
Atlanta 6 - 3 Platense
TABLA
INICIO | CLUBES | FIXTURE | HISTORIA | AGENDA | EXTERIOR | GALERÍAS | STAFF | CONTACTO | NOTICIAS | LINKS | ADMIN

Copyright desde 2004 - Pasión Futsal - All rights reserved